El emblemático cava Gran Juvé & Camps celebra sus primeras cincuenta vendimias. Solo en las añadas más excepcionales se elabora este cava procedente del viñedo de Espiells, que supuso desde sus inicios un hito para Juvé & Camps. La primera botella de este Gran Reserva Brut nació en 1972 y, para la ocasión, viste desde ahora un renovado diseño que marca el inicio de una nueva etapa.
Este cava goza de un expresivo color dorado que mantiene las tonalidades pálidas a pesar de su larga crianza de 42 meses de media en botella. Su espléndida efervescencia genera múltiples cordones de efímeras burbujas que ascienden hasta formar una corona estable.