Juvé & Camps forma parte del proyecto de I+D GLOBALVITI que, junto a algunas de las bodegas y empresas del sector más importantes de España, se unen para mejorar la producción vitivinícola frente al cambio climático basada en robótica, tecnología IT y en estrategias biotecnológicas y de manejo del viñedo.
 
Este proyecto se enmarca dentro del programa Estratégico de Consorcios de Investigación Empresarial Nacional (CIEN) que busca financiar grandes iniciativas de desarrollo experimental en áreas estratégicas de futuro y con potencial proyección internacional. El Consejo de Administración del Centro para el Desarrollo Industrial Tecnológico (CDTI) del Ministerio de Economía aprobó la implantación del proyecto el 30 de noviembre de 2016.
 
GLOBALVITI, que se llevará a cabo durante los próximos cuatro años, cuenta con una inversión de 8,8 millones de euros para realizar su principal  objetivo: posicionar al sector vitivinícola español como referente a nivel mundial en la búsqueda de soluciones y aplicación de técnicas innovadoras en relación a enfermedades de la madera, el manejo integral del viñedo y los procesos de vinificación a raíz del cambio climático.
 
Las enfermedades de la madera del siglo XXI están consideradas al mismo nivel que la filoxera. Actualmente, el coste anual de replante de la vid en el mundo suma más de 1.100 millones de euros. En España, se estima una media entre un 3% y 20 % de plantas afectadas, generando pérdidas muy elevadas.
 
El proyecto está liderado por Bodegas Torres y cuenta con la participación de Juvé & Camps, Bodegas Pago de Carraovejas, Bodegas Ramón Bilbao, Bodegas Martín Códax y también del Grupo Hispatec, de la empresa de maquinaria vitícola Pellenc Ibérica y de Viveros Villanueva Vides.